Compartir

En este trabajo se divide en seis grupos a los consumidores de vino y, curiosamente, el grupo más comprador es, seguramente, en el que menos piensan las empresas del sector. Se trata de consumidores esporádicos, que no son grandes entendidos, y que, en muchos casos,sólo lo toman en días señalados u ocasiones especiales.

Así, los consumidores que más beneficios dan en las ventas de vino se agrupan en un perfil denominado «trendy», gentes que disfrutan del vino, que desean dar a entender que entienden de él y por eso no les importa gastar un poco más de dinero en él, representando el 26% de las ventas, con un consumo per cápita de 37 litros por persona y año.

A este grupo le sigue el de consumidores «ocasionales interesados», personas a las que gusta el vino y aprender de él, comprando de vez en cuando alguna botella cara y llegando a suponer el 24,5% de las ventas consumiendo 32 litros per cápita al año.

El 21,5% de las ventas las genera el consumidor «rutinario», gente interesada por el vino y que lo compra de vez en cuando para tomar con familia y amigos en ratos de ocio. En cuarto lugar se sitúa el consumidor «social», aquél que sólo bebe vino de vez en cuando, en celebraciones, y que supone el 13% de las ventas.

En penúltimo lugar está el «urbanita inquieto», grupo que engloba a todos aquellos que conocen muy bien el vino y desean probar cosas nuevas. Este grupo supone solamente el 7,6% de las ventas. Y cierra el ranking de ventas el consumidor «tradicional», el que bebe vino a diario, en comidas y cenas, sin que tenga que haber nada especial para ello. Sólo representa el 6,9% de las ventas, y su consumo per cápita es de 52 litros.

El estudio realiza una radiografía del consumidor de vino, mostrando un hombre, de clase media y edad elevada, que bebe mayormente vino tinto. En España, 22,5 millones de personas se declaran bebedores de vino, y sólo un 20% de ellos declaran ser consumidores esporádicos. En total, cada año, se venden unos 980 millones de litros de vino, que dejan un beneficio aproximado de 6.400 millones de euros.