Compartir

Donde muchas perderían la cabeza por un resultado de gran calibre deportivo, la canadiense se encarga de rebajar los ánimos de todo cuanto la rodea. Por su actitud, podría parecer que es la menos entusiasmada por lo alcanzado. Pero lo que muestra es un enorme sentido de la perspectiva. El éxito como un terreno alcanzable y la quemadura de etapas como un simple paso hacia el objetivo definitivo. “No puedo decir que esté realmente sorprendida” espeta tras plantar su figura en las semifinales de un Grand Slam, apenas su quinta visita a este tipo de eventos. Un resultado que infinidad de raquetas no llegan a tocar en largas carreras, no saca los colores a la joven canadiense.

Su tranquilidad en pista, esa que le lleva a inclinar a Ana Ivanovic en los cuartos de final, tiene su presencia ante los micrófonos. Cada rueda de prensa es una oportunidad para observar a una atleta con la grandeza deportiva como algo asumido. Con un sentido de pertenencia a la élite impropia para un 'perfil teenager'. Nada de euforias. Cero conformismos pese
a la altura alcanzada. “Estoy decepcionada” asevera al ceder ante la número 3 del mundo
, antigua campeona/ grande/, en su primera semifinal de Slam. “No me quiero detener aquí”. “Voy a mejorar esto”. “Mi ranking mejorará y esas cosas, pero no me voy a relajar por un resultado”, afirma la que será 19 WTA a partir del próximo lunes.

Eugenie ha competido por jugar la final del Australian Open. Y, si bien valora el crecimiento dado, ha salido de Melbourne dolida por no poder hacerlo. No transmite sensación de saciedad personal ni trabajo terminado. Un nivel de autoexigencia supremo en vistas de mayor avance. Muchas en su lugar se echarían las manos al rostro, reviviendo un momento único en sus
carreras. La canadiense afirma tener la mente puesta en los siguientes torneos. Con voluntad por crecer y demostrar que Melbourne no ha sido un punto aislado en el camino. Es una cabeza ganadora. Etiquetada por Martina Navratilova como 'potencial campeona de Grand Slam. En Melbourne, el primer aviso.