Compartir

La ciudad brasileña de Goiania, capital del estado de Goiás, aprobó recientemente una ley que obliga a sus productores de bebidas alcohólicas a incluir imágenes de accidentes de tráfico en las botellas y latas.

Éstas han de ir acompañadas siempre de la frase “si bebes, no conduzcas” y de datos estadísticos que reflejen el número de muertes y lesiones graves sufridas por sus habitantes en accidentes de tráfico.

El objetivo no es otro que concienciar a los compradores de estos productos de las nefastas consecuencias que la combinación alcohol y volante puede causar. Concretamente, en 2013 se registraron 3.170 accidentes en esta ciudad brasileña, que causaron la muerte de 332 personas.

Según recoge la ley, aquellas empresas que no cumplan con la medida deberán pagar una multa de 3.000 reales (más de 900 euros). Aunque ahora habrá que esperar para ver si la medida es realmente eficaz.