Compartir

Reyes pide al Gobierno que actúe para que se extienda la prohibición de las aceiteras rellenables en el conjunto de la UE

JAÉN, 13 (EUROPA PRESS)

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen (CRDO) 'Sierra de Cazorla' va a distribuir por bares, cafeterías y restaurantes de la provincia de Jaén un centenar de aceiteras irrellenables en el marco de una campaña ideada para promocionar el uso de éstas, una vez que ha entrado en vigor el Real Decreto 895/2013, que prohíbe el empleo en el sector hostelero de aquellos envases de ese tipo que se puedan rellenar.

El referido CRDO ha presentado esta iniciativa este lunes en un acto en la Diputación Provincial de Jaén en el que han estado presentes, además del propio presidente de la DO 'Sierra de Cazorla', Enrique Martínez, el presidente de la institución supramunicipal, Francisco Reyes, y el de la Asociación de Restaurantes, Cafeterías y Bares de la provincia de Jaén (Asostel), Gabriel Archilla.

Según han informado tanto la Diputación como la DO 'Sierra de Cazorla' en sendas notas, en el marco de esta iniciativa se ha diseñado un logotipo identificativo que se plasma en estos envases como sello de garantía y cumplimiento de la norma, y las aceiteras que se van a distribuir se presentan en unos soportes de madera realizados a mano en los que se ofrecen tres botellas de 250 mililitros que contienen aceite de oliva virgen extra cosecha temprana de las variedades royal, picual y ecológico.

Para el Consejo Regulador de la DO 'Sierra de Cazorla', el logotipo identificativo de las aceiteras irrellenables ofrece una “doble garantía” al consumidor, ya que “indica que el aceite es de la máxima calidad y cumple estrictamente con la normativa que obliga a que las aceiteras en el canal Horeca sean de un solo uso”.

En su intervención, el máximo representante de este organismo, Enrique Martínez, ha dejado abierta la posibilidad de que cualquier fabricante de la provincia de Jaén pueda utilizar este logotipo, siempre que el envase cumpla dos condiciones, “el que sea irrellenable y que contenga aceite de oliva virgen extra”, al tiempo que ha subrayado que “un envase de calidad y correctamente etiquetado con su marca contribuye a fidelizar a los clientes y a ofrecer una imagen mucho mejor del producto a los más de 60 millones de turistas” que visitan cada año España.

Por su parte, el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, ha señalado que con esta iniciativa se pretende “algo que se venía reivindicando desde la provincia desde tiempo inmemorial, y no es otra que dar garantía al consumidor de que el aceite que está consumiendo es el aceite que está pagando”.

Además, Reyes ha instado al Gobierno central a tomar medidas para que la prohibición del uso de aceiteras irrellenables se traslade a la Unión Europea. “En un principio, el comisario la hizo suya, pero hubo una paralización de esta iniciativa. Por lo tanto, creo que el Gobierno de España debe seguir exigiendo que esta normativa se traslade al resto de países comunitarios, porque supone un paso importante para el sector del olivar y para aquellos que apostamos por la calidad como seña de identidad de nuestro aceite”, ha indicado en este sentido.

SECTOR HOSTELERO

Por su parte, el presidente de Asostel, Gabriel Archilla, ha reconocido la preocupación y el malestar de los hosteleros ante la prohibición de las irrellenables por el incremento del precio, que entendían, produciría en el producto, si bien ha adelantado que, tras la reunión con los productores, “los envases que nosotros proponemos de medio litro prácticamente suponen un incremento del precio en el envase de 20 ó 25 céntimos, que si eso lo ajustamos un poco más, prácticamente al cliente no le va a llegar la subida”.

Por este motivo, Archilla ha mostrado su satisfacción “porque ante el malestar en el sector, vamos a trasladarles que la preocupación debe ser la menor posible, pues vemos que esta medida no va a repercutir como nosotros creíamos en un principio”.