Compartir

Hielo fresco. Normalmente se le da poca importancia al hielo, pero es uno de los ingredientes más importantes en cualquier combinado. Es importante usar hielos de agua filtrada porque impedirá que los sabores y olores que se incorporaron al hielo acaben en tu cóctel.

Enfría las copas. El secreto de todo cóctel es la temperatura. A veces con los hielos no es suficiente y por eso es recomendable enfriar nuestra copa. Podemos hacerlo llenándola de hielos antes de comenzar a preparar nuestro cóctel (y desechándolos después).

Mise en place. Es una expresión francesa que se usa mucho en el mundo de la gastronomía justo antes de la elaboración de un plato. Recopilar todos los ingredientes antes de ponernos a elaborar el cóctel. Es importante que no nos olvidemos de ningún ingrediente y nos demos cuenta cuando ya es demasiado tarde.

Usa un medidor de bebidas. En la jerga del barman le llamaremos Jigger. Suelen estar fabricados de metal y su forma nos recuerda a un reloj de arena. Nos será tremendamente útil para seguir adecuadamente las recetas de coctelería. Su lado más grande y el más pequeño nos ayudaran a echar siempre la cantidad perfecta.

Agita sin miedo. Una de las cosas que nos ocurren en casa es que le tenemos cierto respeto a la coctelera. Si te fijas cuando vas por ahí, los barmans la agitan una y otra vez. Es fundamental para que los sabores se entrelacen a la perfección y el alcohol no resulte tan fuerte en boca, porque el hielo se diluye cuando lo agitas.