lunes, 21 septiembre 2020 15:39

Cómo hacer el expreso perfecto

En esta ocasión vamos a conocer todos los secretos del expreso, una elaboración original de Italia que se caracteriza por una preparación rápida y un sabor muy concentrado.

1. Desechamos el café que haya podido quedar en el filtro de anteriores elaboraciones. En caso contrario el resultado será un café rancio con un sabor y aroma alterado.

2. Secamos y limpiamos bien el filtro. Es importante que el filtro esté bien seco y no tenga restos de otros cafés, por eso la limpieza perfecta la conseguimos con un trapo seco.

3. Dosificar bien el café que meteremos en el filtro. Es importante no echar café de menos ni de más, siempre la cantidad justa. Para ello echaremos dos cargas para dos expresos.

4. Prensar el café. Se puede hacer con un prensador manual, en el primero simplemente nivelaremos el café, sin presionarlo. Después ejerceremos mayor presión. Es importante hacerlo de forma uniforme por toda la superficie.

5. Limpiamos los bordes del filtro. Es importante que el filtro esté siempre lo más limpio posible.

6. Dejamos caer un poco de agua de la máquina para asegurarnos que no quedan restos de café en su interior.

7. Colocamos el filtro e inmediatamente damos la orden para que se haga el café. 25 segundos deberían bastar. Apagamos la máquina. 30 mililitros de agua, 8 gramos de café. Para asegurarnos que lo hemos hecho perfecto, movemos la crema con una cuchara y esta volverá a su lugar. Es la primera señal de que la elaboración ha sido la correcta.