Compartir

Las concentraciones de ácidos grasos saludables para el corazón son mucho más altas en la leche orgánica, por lo que el estudio concluye que esta leche es más beneficiosa que la leche de vaca convencional.

A lo largo de 18 meses el equipo de Benbrook puso a prueba unas 400 muestras diferentes de cada tipología. Demostraron que la leche de vaca se mueve en un ratio de 5,8 ácidos omega-6 sobre omega-3, mientras que la orgánica se mueve en el 2,3. Una correlación mucho más saludable porque ayuda en mayor medida a mejorar el perfil de los ácidos grasos.

La alimentación de los animales es determinante para esta configuración de la leche resultante. La hierba y los forrajes naturales producen una vaca más saludable y en consecuencia, una leche de mejor calidad.

En el transcurso de la investigación también se demostró que la ingesta de leche proporciona al cuerpo humano muchos más ácidos grasos omega-3 que las proporciones de pescado recomendadas. Mientras que la leche convencional supera en 9 veces a la de los peces, la leche orgánica lo hace en 14.