Quantcast

Jáuregui considera “muy desgraciado” el proceso de Cataluña

Dice que españoles y catalanes “tenemos un problema importante que tenemos que resolver con el diálogo”

MURCIA, 18 (EUROPA PRESS)

El diputado nacional del PSOE, Ramón Jáuregui, ha considerado que en Cataluña se está produciendo un proceso político “muy desgraciado”, algo que “no es nada bueno para los catalanes”, que “está muy mal enfocado, y diría incluso que la política, partidos e instituciones no están controlando”. A su juicio, se trata de un proceso “que empieza a resultar más sentimental que racional”.

Jáuregui ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación en alusión al hecho de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, hayan coincidido en rechazar la consulta soberanista que pretende hacer la Generalitat de Cataluña.

Antes de pronunciar la conferencia titulada 'Los desafíos para España en un mundo en cambio', que ha tenido lugar en el Real Casino de Murcia en el marco del Foro Nueva Murcia, Jáuregui ha considerado que todos, catalanes y españoles en general, “tenemos un problema importante que tenemos que resolver con el diálogo”.

En este sentido, ha considerado que la vía de la consulta al llamado derecho a decidir “es una vía a ninguna parte, que va a dividir al pueblo de Cataluña y fracturar Cataluña con España y 500 años de vida en común”. A su juicio, ese no es el camino “para nada”. Por el contrario, opina que, en Cataluña, hay una expresión y reivindicaciones “que tenemos que atender”. “Hay una reivindicación de autogobierno, de mejora en la financiación para Cataluña, de respeto a su singularidad política, cultural y lingüística”, ha añadido Jáuregui, quien apuesta por alcanzar soluciones “mediante el diálogo y una reforma de nuestro marco constitucional”.

Así, cree que la propuesta realizada por el socialismo catalán y español a este problema “es la salida que tendremos que explorar más pronto que tarde”. Una salida “federal” desde el punto de vista “de la organización del modelo autonómico” que también “reclama que el conjunto de España acepte la manera de ser y estar de Cataluña y España” y por tanto “un respeto a su propia singularidad, España es así” y, a su parecer, “no seremos capaces de construirla de otra manera que mediante ese reconocimiento” que implica “una reforma relativamente importante de nuestro marco territorial que tenemos que hacer entre todos”.

España “necesita un cambio, entrar en un tiempo nuevo de diálogo y de pactos”, recuperando “las mejores virtudes de lo que España ha hecho en sus buenos momentos, por ejemplo, en la transición democrática”. Ese es el camino “y más pronto que tarde se abrirá”.

Tras lo que ha indicado, que, desde su punto de vista, el referéndum no se celebrará, “no cabe en esa Constitución y no es legalmente posible”. “Es un camino a ninguna parte”. Es importante que España “tome la iniciativa y desviemos el foco de la atención hacia un lugar como el Parlamento y no hacia un proceso disparatado como éste”. Tras lo que ha manifestado que en el País Vaco “no hay para nada circunstancias parecidas, la sociedad vasca no está en esto”.

HAY QUE “REFORMULAR NUESTRA DEMOCRACIA”

Posteriormente, en su conferencia 'Los desafíos para España en un mundo en cambio' ha resaltado las tres encrucijadas del país: la crisis financiera, “que no explicamos suficientemente ni tampoco tuvimos ayuda, fueron tiempos horribles donde dependías de factores que no estaban en nuestra mano” aunque “todo apunta a que lo peor ha pasado, pero es una impresión demasiado frágil”; a lo que se une que el modelo de convivencia territorial “ha implosionado”, y que ha crecido un sentimiento “de descrédito hacia los políticos”.

De hecho, según las encuestas, “el 57 por ciento de los españoles cree que la democracia sería posible sin partidos políticos y casi el 65 por ciento no ven el futuro en Europa”; una Europa “que ha estado al borde del precipicio” pero “ya hemos pasado lo peor gracias, en gran parte, a que Alemania ha dicho que quería Europa” y aunque no está claro que no vuelva a suceder, “Europa ha hecho actos inéditos, insuficientes, con los que se ha recorrido mucho en cinco años”.

“El mundo es un mundo en el que hay que gobernar nuevos riesgos, siempre globales”, ha señalado, España necesita cambios, un cambio que también afecta a nuestra propia sociedad, “una sociedad muy crítica con nuestra democracia, acostumbrada al ejercicio de nuevos derechos y poco educada en la exigencia de sus deberes, desconfiada de sus dirigentes y exigente que reivindica empleo y bienestar”.

La política “no puede seguir parada, ni confiar solo en que la salida de la crisis vaya a resolver todos estos problemas”, España “tiene que renovar su marco democrático, sus reglas del juego”, debe liderar las reformas, “mejorar la participación de los ciudadanos y el sistema electoral”, hacer por “acabar con la corrupción”, y apostar por la solución del modelo territorial, “no queremos cambiar el mapa autonómico pero ese modelo tiene que fortalecer el marco de autogobierno y clarificar las competencias”.

Según Jáuregui, “faltan actitudes y miradas largas para hacer más competitivo el país” y para ello son fundamentales cuatro grandes pactos: un pacto por el crecimiento, un pacto de rentas, fiscal “imprescindible, del que se derivará un pacto por la sostenibilidad de nuestro modelo de bienestar” y un pacto por la igualdad “pues con la crisis ha aumentado la brecha entre pobres y ricos” lo que “nos tiene que llevar a la reformulación del contrato social”.

Sobre la reforma de la Constitución española, el socialista ha indicado que “si no nos damos esa oportunidad, España seguirá siendo un país pequeño y aplanado”, hay cosas por cambiar, y existe “la necesidad de hacer una política nueva, más abierta a la ciudadanía y de pactos”, ha insistido.

TACHA DE “EXTRAORDINARIAMENTE POSITIVO” PROCESO PRIMARIAS PSOE

Preguntado por las Primarias del PSOE, Jáuregui ha destacado “el proceso de sesión de la soberanía del Partido Socialista”, que va a ceder a la ciudadanía elegir su candidato, “una novedad política de calado”. Un proceso que ha tachado de “extraordinariamente positivo” para “mejorar nuestra democracia” ya que “damos al pueblo una facultad que ya no debe ser solo de un partido”, en este sentido, ha manifestado que las reformas que España necesita “son de más y mejor democracia y se empiezan por ahí”.

Al respecto, ha hecho hincapié en la “gente capaz” del partido, tal como Alfredo Pérez Rubalcaba, de quien ha destacado su “solvencia y capacidad”, así como “el sentido común” de Patxi López, o la “calidez y capacidad” de Carme Chacón.

Preguntado por si figurará en las candidaturas a las listas europeas, ha señalado que “estoy sirviendo a mi partido y si éste considera que sigo siendo útil, pues que me manden y si quieren que me quede aquí, pues me quedo; lo que ellos digan peor nadie me ha pedido nada”.

Sobre la reforma energética y la subida de la luz, ha indicado que “todo lo que tiene que ver con el sistema eléctrico español es un desastre”. En este momento, ha apuntado, “el Gobierno no está acertando en el equilibrio entre renovables y no renovables o entre quien paga los gastos energéticos”, se trata de uno de los puntos “más delicados” del sistema económico y social en España, tras lo que se ha mostrado contrario a que se produzcan nuevos aumentos, “en esto también está fracasando el Gobierno de Rajoy”.

En cuanto a la lucha antiterrorista, Jáuregui ha indicado que la gestión del Gobierno en este periodo “debería de ser un poco más inteligente” y hacer caso al Gobierno vasco, “me gustaría que estuviera más de acuerdo con lo que les dijimos para evitar, en gran parte, que haya tentaciones evolucionistas”.

Comentarios de Facebook