Compartir

María Herranz y Vicente Micol, del Instituto de Biología Molecular y Celular de la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante), acaban de demostrar que esta bebida tiene efectos muy positivos en personas con obesidad: Reduce el colesterol, el riesgo de diabetes y los problemas cardiovasculares. La investigación se llevó a cabo con ratones y humanos en un periodo de tiempo de tres años.

Los investigadores escogieron a 31 pacientes que poseían un cuadro patológico con niveles anormales de glucosa, hipertensión, hígado graso, triglicéridos y colesterol.

Les hicieron un seguimiento durante un año -período en el que no dejaron de consumir Flor de Jamaica- y observaron que en un mes ya mejoraban en todos los valores relacionados con el cuadro de una persona obesa. Consumían entre 6 y 8 gramos diarios de esta Flor de Jamaica.

La cualidad más destacada de esta flor en el estudio es la capacidad de sus polifenoles contra las células grasas de los tejidos adiposos.

Afirman además que es capaz de reducir la tensión sanguínea alta hasta en un 20%, la diabetes en un 25% y los niveles de la frecuencia cardíaca. Aunque también se ha demostrado que es un diurético que no todos pueden consumir por su efecto ligeramente laxante.