Compartir

Ingredientes

Cinco huevos

300 gramos de mantequilla

350 gramos de azúcar

400 gramos de chocolate negro

Esencia de vainilla

150 gramos de harina de trigo

100 gramos de nueces, avellanas o el fruto seco que prefiramos

Derretimos la mantequilla en una cazuela honda, cuando esté prácticamente derretida incorporamos el chocolate. En cuanto tengamos algo líquido y homogéneo, apartamos del fuego y echamos todo el azúcar de golpe sin dejar de remover.

Dejamos que la mezcla se temple y añadimos los tres primeros huevos. Batimos hasta integrarlos del todo, después el resto y repetimos el proceso de batido. A continuación echamos la esencia de vainilla, con una cucharadita será suficiente.

Con la ayuda de un colador tamizamos la harina sobre la mezcla y salamos ligeramente. Para que sea más sencillo, añadiremos la harina en varias tandas. Cuando esté listo agregamos además los frutos secos.
Precalentamos el horno a 170 grados. Metemos la mezcla en un molde protegido con papel de horno y lo introducimos en el horno durante unos 40 minutos.