Compartir

Los pescados son ideales para cualquier dieta saludable, una vez que son bajos en calorías y muy ricos en nutrientes. Además de vitaminas y minerales, los pescados ofrecen el Omega 3, una grasa poliinsaturada que proporciona gran parte de los grandes beneficios del alimento, como por ejemplo, evitar complicaciones cardiacas, controlar los niveles de colesterol, combatir la diabetes o prevenir la depresión.

Siendo así, cuanta más cantidad de ese acido graso, más ventajas para tu alimentación y salud. Conoce, a continuación, las mejores especies de pescados ricos en Omega 3:

Arenque: es un pescado de agua fría y este ambiente le ayuda a cumular moléculas que son excelentes para la salud, las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Las concetraciones de Omega 3 son muy altas en esta especie, cada 100 gramos ofrece de 1,2-3.1 gramos.

Sardina: la sardina ofrece una buena dosis de vitamina D y también Omega 3. Tanto el pescado fresco como enlatado son saludables, incluso la versión en lata ofrece más nutrientes aun. El Omega 3 presente en la sardina es excelente para el corazón, ayuda a reducir las actividades de las plaquetas de sangre, evitando coágulos de sangre que pueden inducir a un infarto.

Salmon: muy rico en Omega 3, beneficioso también para el cerebro. Una de las principales funciones de las grasas poliinsaturadas es ayudar en la formación de un componente de las neuronas. El Omega 3 también tiene efecto vasodilatador, aumentando el aporte de oxigeno y nutrientes en el cerebro, mejorando la cognición.

Atún: ofrece buenas cantidades de Omega 3, que entre otras cosas, también protege de la degeneración de la macula, parte de la retina responsable por la percepción de los detalles. El índice de degeneración es más bajo entre personas que consumen pescados regularmente, además, el omega 3 afecta el desarrollo y progresión de dicha degeneración, según un estudio realizado por la Universidade Tufts de Boston.