Compartir

Hay muchas formas de prepararlas y muchos ingredientes. Las podemos
hacer de carne y de pescado
y podemos acompañarlas casi con lo que
queramos. Hoy vamos a aprender a hacer las clásicas, de carne en salsa
de tomate. La dificultad de esta receta es media.

Ingredientes:

Un kilo de carne picada (lo ideal es que sea la mitad de cerdo y la otra mitad de ternera)

100 gramos de miga de pan

Un huevo

4 dientes de ajo

Un kilo de tomates

1 cebolla

Medio vaso de leche

Azúcar

Aceite de oliva

Sal

Harina

Empezamos
con la salsa de tomate.
En una olla echamos un chorrito de aceite de
oliva. Picamos la cebolla, la mitad del ajo y el tomate. Y lo añadimos a
fuego medio, echamos una cucharada de azúcar y un poco de sal. Mientras
se hace empapamos la miga de pan desmenuzada en la leche. Y dejamos que
empape bien.

Juntamos la carne picada con el resto del ajo
picado, un huevo entero y un poco de sal. La clave está en mezclarlo
todo bien.
Escurrimos la miga de pan con la ayuda de un colador y lo
mezclamos con la miga de pan. Hacemos las bolas y las rebozamos con
harina.

Freímos las albóndigas en aceite abundante hasta que se
doren. Mientras trituramos la salsa de tomate. Luego sólo tendremos que
añadir las albóndigas a la salsa de tomate y dejar que se terminen de
hacer a fuego suave. ¡Listo! Un plato delicioso para cuatro personas.