Compartir

El Observatorio Nacional del Mercado del Vino emitió recientemente un informe en el que describe la situación de las importaciones de vino durante los primeros nueve meses de 2013. En general, las de vino español han aumentado en esos países a lo largo de este período. Si exceptuamos el vino a granel, que bajó en todos salvo en Corea del Sur, las ventas también aumentaron. Eso sí, los precios a los que se vende son bajos.

Los vinos españoles subieron su precio en Japón, un país donde Francia va perdiendo peso como primer importador. Los japoneses apuestan por el vino envasado, que lidera las ventas con el 67% de las importaciones totales. Mientras, en China el global de ventas de vino español baja por la caída del granel, lo que beneficia a los vinos chilenos. Los espumosos y envasados van ganando terreno por el contrario.

También es el envasado el que marca la evolución global de las ventas de vino español en Corea del Sur, representando el 76% del volumen y el 84% del valor total importado. Las importaciones de vino en este país aumentaron en este período, permitiendo a España ganar cuota de mercado, si bien el caldo se vende a precios bajos.

Y si hay un sitio donde el papel jugado por nuestros vinos es de destacar, es en Hong Kong. En un período marcado por el estancamiento en la importación de vino, con leves caídas del 1,3% en volumen y del 0,9% en valor, la llegada de vino español al mercado aumentó, si bien se paga a precios más inferiores que los del resto de países. Al igual que en los otros casos vistos anteriormente, el envasado es el preferido en el mercado, acaparando el 94% de las ventas.