sábado, 15 agosto 2020 15:41

Conoce los rótulos de las cremas hidratantes y elige el mejor producto para tu piel

Elegir la crema hidratante ideal para tu piel no es una tarea tan fácil como parece. El olor, textura y calidad son las características que más analizas, pero ¿y la composición? ¿Y los ingredientes de la formula?

Hay algunos secretos de la composición de tu crema hidratante que pueden ser desvelados observando los rótulos de los productos. Entre tantos elementos e ingredientes, hay 4 principios activos que son fundamentales para mantener una piel bonita, suave y hidratada.

Conoces los principios activos que tu crema hidratante debe tener:

D.S.H. CN®: es un aditivo resultante de la unión de silicio orgánico con acido hialuronico. Ayudan a preservar la elasticidad de la piel, además de reestructurarla completamente. La hidratación es inmediata y duradera.

G.P.S Threalose: ayuda la sobrevivencia de las células y combate la deshidratación en situaciones variadas, desde cambios climáticos bruscos, hasta baja humedad, deshidratación extrema o estrés oxidativo.

Aquaporine: es un tipo de hidratación inteligente, mejora la circulación de agua entre las células, refuerza la reserva natural de agua en la epidermis, restaura y proporciona suavidad y elasticidad a la piel dando un toque de seda. Estimula la renovación celular.

Laminactine: contiene una planta bastante utilizada en la medicina tradicional china, la perilla, rica en Omega 3, fitocomponentes que estimulan la síntesis de colágeno, mejora la absorción y penetración de los activos y proporciona acción calmante en la piel.

Tips para mejorar los resultados de tu crema hidratante:

Después de salir de la ducha, aplique tu crema hidratante, pero sé paciente; espera algunos minutos antes de vestirte. Lo ideal es esperar al menos cinco minutos antes de colocarte las ropas, así garantizarás que el producto fue absorbido correctamente por tu piel. Hay actualmente también cremas que pueden ser aplicadas durante la ducha, así no tienes que aplicarlas después si no te apetece.

Si aplicas la misma crema hidratante de tu cuerpo también en el rostro, cuidado: la piel facial es mucho más sensible y demanda productos especiales.