Compartir

Ingredientes

Cuatro muslos de pollo

Un diente de ajo

Pimentón dulce y picante

Pimienta negra

Comino

Canela

Nuez moscada

Cardamomo

Jengibre

Sal

Un yogurt natural

Un limón

Lo primero que haremos será sacarle la piel al pollo. En un mortero prepararemos una especie de ras el hanout, que es como se llama a una mezcla de especies que se hace en la India. Mezclamos una cucharadita de pimentón dulce y otra de picante, media de comino, una pizca de nuez moscada, canela y pimienta negra. Le añadimos el cardamomo y ralladura de limón. Mezclamos bien.

En el mismo mortero añadimos el yogurt y zumo de limón. Mézclalo todo hasta que esté bien integrado. Lo siguiente que haremos será impregnar el pollo con esta salsa. Lo cubriremos con un film transparente y reservaremos unas horas en la nevera. Podemos moverlo de vez en cuando para asegurarnos que el pollo se impregne bien con el sabor.

Con el horno precalentado al máximo horneamos durante 45 minutos. Recomendamos acompañar este plato con arroz o con patatas. Truco: Tras freír las patatas, mételas junto con el pollo en el horno, dejando que la salsa las llene de sabor.