miércoles, 23 septiembre 2020 12:10

Pizza con pollo y espinacas

Ingredientes

200 gramos de queso para fundir

150 gramos de pechuga de pollo

Medio vaso de salsa de tomate

Para la masa:

400 gramos de harina

Un vaso de agua

Dos cucharadas de aceite y sal

Complementos:

500 gramos de espinacas

Orégano

Lo primero que tendremos que hacer es la masa. Al final es como hacer masa de pan. Salamos la harina y le añadimos dos cucharadas de aceite de oliva. Añadimos el agua y amasamos bien, en esta ocasión no vamos a usar levadura, pero si lo hiciésemos deberíamos dejar reposar después del horno. Cuando los dedos no se nos peguen en la harina tendremos una masa perfecta.

Cuando la tengamos hacemos una bola y la vamos estirando poco a poco con la ayuda de un rodillo. Para que vaya mejor podemos ir echando harina de cada vez. Si no nos ha quedado redonda podemos poner un plato bocabajo encima y con la ayuda de un cuchillo ir recortando lo que nos sobre. Una vez listo colocamos en una bandeja de horno y le extendemos el tomate por encima.

Mientras calentamos el horno vamos a ir salteando el pollo y las espinacas (troceados) en dos sartenes diferentes. Simplemente un par de minutos porque tanto el pollo como las espinacas se terminarán de hacer en el horno. Colocamos encima de la pizza el pollo, las espinacas y espolvoreamos el queso de fundir por encima.
20 minutos en el horno a una temperatura de 200 grados debería ser suficiente para que nuestras pizzas estén a punto. Te recomendamos que o antes de hornear o después le eches un poquito de orégano, porque le dará un toque.