Inicio Borrador

Blanca Portillo vuelve a la comedia con 'Fisterra', una «road-movie ibérica»

Compartir

LOGROÑO, 11 (EUROPA PRESS)

La actriz Blanca Portillo ha asegurado este viernes estar «encantada, aunque bastante nerviosa» con su vuelta a la comedia, de la mano de la obra 'Fisterra', una «road-movie ibérica», en la que comparte escenario con Angeles Martín. El montaje se podrá ver este sábado y domingo en el Bretón de Logroño, dentro del 34 Festival de Teatro.

Ambas intérpretes, junto con el director de la obra, Víctor Conde, han presentado este mediodía de 'Fisterra', a la que ahora se incorpora Portillo, después de que su estreno, el pasado mes de enero en Avilés, se hiciera con Martín y Eva H., que dejó el espectáculo «por motivos personales».

Portillo ha confesado sentirse «muy feliz» con el papel, «tenía muchas ganas de volver a hacer comedia después de años de personajes llenos de un dolor y un sufrimiento muy grandes». «Tenía necesidad de volver a escuchar la risa del espectador, es muy reconfortante y estimulante», ha afirmado la actriz.

Ha asegurado que, pese a conocer el texto «por haberlo leído», no vio el montaje anterior, «porque me hubieran entrado tentaciones de hacer lo mismo que Eva H., y eso es imposible». De este modo, «y con una gran generosidad por parte de Angeles y Víctor», lo que se ha construido «es una nueva obra».

'Fisterra' cuenta la historia de Antonia (Angeles Martín), una mujer de mediana edad que pide un taxi para llegar a Finisterre y poder esparcir allí las cenizas de su marido. La recoge Paz (Blanca Portillo), una taxista trabajadora que mantiene a su familia. El viaje que ambas emprenden «es de los que cambia la vida», en palabras de Portillo.

No desvelan nada más de argumento, porque «está lleno de sorpresas, cada cinco segundos hay algún conflicto», que finaliza con una máxima: «las apariencias engañan». Sí coinciden, como ha afirmado Martín, en señalar que «es una comedia delirante, con situaciones surrealistas, para animar al público a que se ría, que lo necesitamos mucho».

Para la actriz, las dos mujeres «son muy diferentes, pero llegan a un punto en común gracias al autor -Ferrán González- que es muy inteligente, y que nos ha dejado un texto que fluye solo». No escatima palabras de elogio para su compañera en escena, «a la que no conocía, pero que tiene una honestidad y un sentido del humor tremendos».

«SORPRESAS».

A juicio de Víctor Conde, la obra es «extremadamente divertida, pero que, a la vez, dice muchas cosas, y está llena de sorpresas». Eso sí, cuando le dijeron que Portillo iba a ser la sustituta para el personaje de Paz «estaba encantado, pero me acojoné un poco», aunque luego el trabajo ha sido «superfácil, superbonito y con muchísima generosidad y humildad por parte de Blanca».

«Una hace buena a la otra», ha asegurado el director sobre sus dos actrices, que, a cambio, han dicho de él que «les dirige mucho y muy bien». Todo, para construir entre los tres «una experiencia completamente diferente» a la que fue en el momento de su estreno.

Además de hablar de 'Fisterra', Blanca Portillo ha aprovechado la ocasión para afirmar que, al menos en Madrid, «hay mucha gente que está haciendo cosas, sin importar si hay o no un teatro con butacas rojas», al tiempo que ha reivindicado «frente a un Gobierno al que no le gusta nada» que «el teatro, el cine y la cultura son necesarios y punto, no hay más discusión».

La obra, segunda que se va a poder ver dentro de la 34 edición del Festival de Teatro de Logroño, se representará en el Teatro Bretón de la capital riojana este sábado, a las 20,30 horas, y el domingo, a las 19,30 horas.