Compartir

PALMA DE MALLORCA, 9 (EUROPA PRESS)

El Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha recriminado que su exsocio Diego Torres abuse del “manto protector” del derecho a la defensa con el objetivo de descalificarle continuamente en el marco del caso Nóos, tal y como pone de manifiesto en un escrito presentado ante el juez instructor de la causa, José Castro, y al que ha tenido acceso Europa Press.

Todo ello, asevera su letrado, Mario Pascual Vives, a pesar de las admoniciones del magistrado en el sentido de que las partes deben atenerse “a los postulados de la buena fe procesal” y “bajo el pretexto y abuso” del “constantemente invocado derecho de defensa”.

Mediante su escrito, el letrado se opone al recurso interpuesto por Torres contra el auto por el que el juez, el pasado 19 de septiembre, rechazó la petición de incluir en la causa la grabación audiovisual de su declaración y la del Duque ante el Juzgado de Primera Instancia de Barcelona, a raíz de la demanda interpuesta por éste por la presunta vulneración de su derecho al honor en los correos electrónicos difundidos en diversos medios de comunicación.

En su auto, Castro recuerda que esta vista, en la que Urdangarin defendió prohibir la difusión de sus correos para proteger su intimidad, fue celebrada a puerta cerrada por orden del Juzgado competente, pues “así lo estimó necesario por razones de orden público y de protección de derechos y libertades”.

Una decisión que decidió recurrir el abogado de Torres, a quien ha respondido el yerno del Rey alegando “ningún privilegio” se le otorgó al declarar a puerta cerrada.

El magistrado consideraba que “no parece ajustado” a derecho que su Juzgado “contraríe” al de Barcelona incorporando al caso Nóos la grabación audiovisual de aquel acto, dado que, a su juicio, “acabará indefectiblemente difundiéndose, máxime cuando este mismo Juzgado ha decidido no entregar a las partes copia de las grabaciones de actuaciones que han tenido lugar en su seno”.