Compartir

Cejas bien depiladas, definidas, voluminosas…no solamente valoran tu rostro como cambian completamente tu expresión. Por otro lado, las cejas con fallos o pelos fuera de sitio dan la impresión de dejadez, lo que lleva muchas mujeres a buscar soluciones exageradas que ni siempre ofrece los resultados deseados. Antes de decidir el mejor método para esconder los fallos de tus cejas, conozca las ventajas y desventajas de 5 de ellos:

Henna: para dar más volumen a las cejas, la aplicación de henna en los pelos es una buena alternativa. Además del tinte, la henna cuenta con componentes naturales que estimulan el crecimiento de los pelos. La henna no debe ser aplicada para quien usa cremas a base de ácidos, ya que anula su acción, y tampoco para personas con piel grasa. La recomendación es de retocar la aplicación a cada 15 días.

Lápiz de cejas: es el procedimiento más democrático y facil de esconder los fallos, siempre y cuando sepas aplicar el lápiz y hacer el contorno correctamente. Lo primero es realizar una limpieza en el rostro y pelos de las cejas, después con el lápiz, diseña las cejas, esfumando para dar una apariencia más natural.

Maquillaje definitivo: este procedimiento es realizado con micro pigmentaciones en la piel a través de agujas, delineando las cejas y “añadiendo pelos” en las zonas con fallos. Es eficaz para rellenar cejas escasas o ausencia de ellas. Es recomendable que el profesional realice el diseño previo de cómo quedarán tus cejas después del tratamiento para no arrepentirse después. No es compatible con tratamientos estéticos como ácidos, botox o cirugías plásticas.

Depilación con cera: pese a la practicidad y rapidez de este método, los pelos de las cejas se debilitan, dejando las cejas con apariencia escasa. De un tiempo para tu cejas de este tipo de depilación hasta que los pelos recuperan su vitalidad.

Tinte para cejas: aplicar un tinte especial para cejas aumenta el volumen a los pelos y ofrece sensación de cejas llenas. Los tintes no estimulan el crecimiento como la henna y deben ser retocados de 30 en 30 días.

Implante de cejas: para casos extremos, el implante de cejas puede ser una solución definitiva. Son retirados folículos de la cabeza o zona del pubis e implantados en la zona de las cejas, a través de incisiones de agujas casi minúsculas. El resultado es bastante natural, los pelos crecerán normalmente y no necesita retoques.