Compartir

GRANADA, 04 (EUROPA PRESS)

El Gobierno español ya se ha puesto en contacto con la familia de Pietr Piskozub, el joven de 23 años de nacionalidad polaca fallecido en el centro de acogida municipal para personas en situación de exclusión y sin hogar de Sevilla, y está investigando lo ocurrido.

Así lo ha indicado a los periodistas la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, quien ha señalado que la Policía ya cuenta con todos los datos correspondientes al fallecido y está analizando los “antecedentes” y las “causas” de la muerte del joven.

Según el informe provisional del forense, el joven murió como consecuencia de una bronconeumonía, después de que ingresara en el albergue de madrugada, justo después de ser dado de alta en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Fuentes judiciales han informado a Europa Press de que el Juzgado de Instrucción número cinco de Sevilla ha recogido las diligencias correspondientes a la muerte de Pietr Piskozub. En estas diligencias figura un informe provisional o “adelanto” de la autopsia elaborado por un médico forense tras examinar el cadáver del joven.

Este informe atribuiría la muerte de Pietr Piskozub a los efectos de una bronconeumonía, si bien sigue pendiente el informe definitivo correspondiente a la autopsia del cadáver.

El joven fue trasladado al centro de acogida municipal de Sevilla, ubicado en la calle Perafán de Ribera, tras haber sido dado de alta poco antes en el hospital Virgen del Rocío, al que había llegado después de que unos vecinos alertasen a los servicios de urgencia de que el muchacho yacía en precarias condiciones en la avenida de la República Argentina.