Compartir

HUELVA, 27 (EUROPA PRESS)

El vicesecretario general del PSOE de Andalucía, Mario Jiménez, ha asegurado que, con todo el respeto a la instrucción del caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE), “nadie ni ninguna manipulación” va a “callar la boca” a su partido ante decisiones judiciales que, a su juicio, “no se ajustan a derecho”.

En rueda de prensa en Huelva, Jiménez ha reaccionado así tras ser preguntado por la reiteración del apoyo por parte de la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a la juez Mercedes Alaya, que investiga el caso de ERE fraudulentos tramitados por la Junta después de las declaraciones realizadas recientemente por determinados dirigentes políticos andaluces criticando algunos aspectos de la instrucción.

En este sentido, Jiménez ha hecho hincapié en que esa noticia es “una burda mentira y manipulación de alguien de dentro del CGPJ que ha intentado mentir con una materia tan sensible” como es ésta.

“Es falso que haya habido un pronunciamiento público del CGPJ”, ha enfatizado Mario Jiménez, indicando además que se trata de “una mentira con las patas muy cortas” pues “no ha habido ninguna comunicación oficial por parte del CGPJ que respalde lo que se ha querido contar”.

A su vez, el socialista, tras insistir en que las sentencias y las decisiones judiciales se acatan en un Estado de Derecho, ha dejado claro que “se puede tener una visión distinta siempre que la manifestación de esa visión no signifique ni la agresión ni la ofensa a los órganos jurisdiccionales que la hayan tomado”.

Por último, se ha mostrado “asombrado de esa manipulación obscena que alguien ha querido hacer” sobre esta cuestión del Consejo General del Poder Judicial.

CRÍTICAS DE SANZ

Por otro lado, y también en relación con el caso de los ERE, Jiménez se ha referido a las aclaraciones que le ha pedido el portavoz del PP-A, José Luis Sanz, sobre este caso en la provincia de Huelva, concretamente “sobre dos que afectan a medios de comunicación cuyas ayudas reclama ahora la Junta”.

Al respecto, Jiménez ha remarcado que se trata de “un exceso verbal más de Sanz, que intenta desviar la atención de lo que está pasando en el PP-A”, por lo que ha abogado por “no dar más recorrido” tras la decisión de Sanz de “abrir la boca y no pensar con mucha claridad lo que debería decir”.

En este sentido, ha subrayado que “hay que tener mucho cuidado porque cuando alguien cruza una raya determinada puede enfrentarse a consecuencias porque no haya sido prudente”.