Compartir

Hlavackova y Hradecka, que el viernes en semifinales vencieron a las hermanas Serena y Venus Williams, cumplieron con los pronósticos y aunque perdieron la primera manga, lograron el triunfo que les reivindicó de la derrota que el año pasado sufrieron también en la final ante la pareja italiana formada por Sara Errani y Roberta Vinci (6-4 y 6-2).

Esta vez la pareja checa no permitió que surgiese de nuevo la sorpresa y aunque cedieron la primera manga en el “tie break” supieron reaccionar a tiempo y siempre tuvieron el control del juego y el ritmo del partido disputado en el pista central Arthur Ashe y que duró una hora y 58 minutos.

Hlavackova volvió a estar dominante con su saque y golpes espectaculares desde el fondo de la pista, mientras que Hradecka cubrió la red y sus cruces fueron siempre seguros y eficaces a la hora de asegurar los puntos.

La clave del partido estuvo en la seguridad de los golpes que tuvieron las nuevas campeones al conseguir 38 ganadores y sólo 14 errores no forzados, comparados a los 35 y 26, respectivamente, de Barty y Dellacqua.

El título, segundo de Grand Slam que consiguen Hlavackova y Hradecka después de ganar en el 2011 el de Roland Garros, es el primero que logra una pareja checa en la historia de la era del Abierto de Estados Unidos.

“Para un país pequeño como el nuestro lo conseguido hoy es algo muy grande”, declaró Hradecka. “Hemos hecho historia y nos sentimos muy felices”.

La pareja checa se vio compensada con un gran triunfo entre los cuatro grandes torneos de este año después de no haber estado bien en los del Abierto de Australia, Roland Garros y Wimbledon.

“Por fin pudimos romper la mala racha que teníamos este año y el no haber podido conseguir ningún título en el 2012 cuando disputamos las finales de Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos”, destacó Hlavackova. “Junto a la medalla de plata que logramos en los Juegos Olímpicos de Londres ésta es la mayor alegría”.

La victoria también permitió a Hlavackova conseguir el segundo título este año en el Abierto al proclamarse campeona en los dobles mixtos junto con el ruso Max Mirny de compañero.

Hlavackova se convirtió en la primera tenista en ganar los dos títulos de dobles femeninos y mixtos en la era del Abierto de Estados Unidos desde que lo consiguió Cara Black, de Zimbabue, en el 2008.