Compartir

Sus rivales en la final, que se disputará este sábado, serán las australianas Ashleigh Barty y Casey Dellacqua, octavas cabezas de serie, que se impusieron por 6-2 y 6-2 a la india Sania Mirza y la china Jie Zheng, décimas favoritas.

Hlavackova, que por la mañana se proclamó campeona de los dobles mixtos junto con el bielorruso Max Mirnyi, octavos favoritos, al vencer por 7-6 (7-5) y 6-3 a la estadounidense Abigail Spears y el mexicano Santiago Gonzalez, volvió a ser decisiva en el juego desde el fondo de la pista para superar a las Williams.

Los golpes paralelos de Hlavackova fueron claves a la hora de romper la resistencia de las hermanas Williams, que estuvieron demasiado estáticas en el medio de la pista y cuando se encontraban en la red.

Hradecka hizo la mejor labor en los cruces en la red y al igual que Hlavackova mantuvo un buen saque, cosa que no sucedió con Venus, que fue el talón de Aquiles de la pareja estadounidense, al cometer cinco dobles faltas y aciertos del 66 y 59 por ciento con su primero y segundo servicio, comparados al 78 y 72 por ciento de sus rivales.

Las hermanas Williams, que buscaban conseguir el decimocuarto título de Grand Slam, tercero del Abierto, se proclamaron campeonas en 1999 y 2009, lograron 27 golpes ganadores y cometieron 21 errores no forzados, por 22 y 7, respectivamente, de Hlavackova y Hradecka.

La pareja checa, que el año pasado perdió la final ante las italianas Sara Errani y Roberta Vinci (6-4 y 6-2), buscará su segundo título de Grand Slam después de ganar el Roland Garros 2011.

Serena antes de disputar con Venus el partido de dobles también jugó el de la semifinal individual que ganó por 6-0 y 6-3 a la china Na Li.

La menor de las Williams, que defiende el título de campeona, tendrá de nuevo de rival en la final de este domingo a la bielorrusa Victoria Azarenka, que ganó 6-4 y 6-2 a la italiana Flavia Pennetta, y buscará la revancha de la derrota sufrida el año pasado en tres sets ante Serena que tiene marca de 12-3 en los duelos entre ambas.

Además de poder revalidar el título de campeona, Serena también tendrá la oportunidad de alcanzar unas ganancias superiores a los nueve millones de dólares en un sola temporada, algo que hasta ahora nadie ha logrado dentro de la competición femenina.

Sólo el suizo Roger Federer, el español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic, dos veces, consiguieron superar esas ganancias en una sola temporada.

La jornada del sábado tiene como programación estelar las semifinales masculinas en las que Djokovic, primer cabeza de serie, se enfrentará al suizo Stanislas Wawrinka, noveno favorito, con ventaja de 12-2 en los duelos que han mantenido.

Mientras que Nadal, segundo favorito, lo hará ante el francés Richard Gasquet, octavo cabeza de serie, que todavía no ha podido ganar al jugador español en los 10 partidos disputados entre ambos dentro del circuito profesional de la ATP.