Compartir

Operarios del servicio de limpieza del Ayuntamiento han quitado de la vía verde del Barrio Peral esta semana las pintadas y grafitis que afeaban las paredes, los bancos e incluso los juegos infantiles, después de más de un año de reivindicaciones vecinales. Además, se han repuesto las papeleras que habían sido arrancadas por los vándalos y arreglado las farolas que estaban estropeadas.