Compartir

Doscientos vecinos y foráneos compiten en la prueba, que congrega a público llegado incluso desde Argentina. Pascual Saorín, un dentista de 26 años, gana el lanzamiento de huesos de oliva