Compartir

El diestro Morante de la Puebla ha comenzado la rehabilitación para ejercitar la pierna afectada por la grave cornada sufrida el pasado 10 de agosto en Huesca, con el objetivo de reaparecer cuanto antes, aunque la fecha está «aún en el aire», según informó ayer su apoderado Antonio Barrera.