Compartir

La colocación de los nuevos colectores para impulsar las aguas residuales y pluviales del barrio del Laero a la depuradora han permitido devolver al río Mula su caudal saludable a su paso por la localidad, recuperando su caudal ecológico. Las riberas se han vuelto incluso a ver pobladas con vecinos que incluso se atrevieron a echar la caña al cauce.