Compartir

En este verano sin convulsiones, parecen afirmarse los indicadores que presagian la salida de Europa de la crisis. Ayer mismo, la Oficina Federal de Estadística de Alemania confirmaba que la primera economía de la UE creció en el segundo trimestre un 0,7% con respecto al primero. Los factores expansivos fueron el fin de un invierno particularmente duro, el repunte de las inversiones, sobre todo en…