Compartir

Pudo ser por el día de la semana, jueves frente a domingo, o pudo ser por el sol nublado, el cariz climatológico almeriensemente agosteño del cielo y la especie de niebla que enseñoreó el mediodía. Lo cierto es que la segunda jornada del paseo de caballos de la Feria y Fiestas de Almería en honor a su patrona la Virgen del Mar revistió ayer una riqueza un tanto diluida por una menor presencia de p…