Compartir

El grupo socialista del Ayuntamiento de Bellreguard denunció «el trato de favor y la falta de ética» del alcalde por «permitir y autorizar la creación de una plaza de prácticas para la hija de un regidor».