Compartir

La organización agraria calcula que se podrán producir 750.000 hectolitros de vino, pese a la pérdida de superficie cultivada de viñedo