Compartir

La música de 'Gerardillo y sus muchachos' y el buen ambiente de los navajuneros y allegados propiciaron que la velada de la noche del sábado se prolongase hasta las cuatro de la mañana. Ese fue el prolegómeno de la recta final festiva ya que ayer finalizaron las fiestas de la Virgen de Atisca de Navajún con actos religiosos y populares.