Compartir

España pierde población por primera vez desde 1971 por el aumento de la emigración