Compartir

La presidenta de la Entidad Metropolitana de Residuos, María Àngels Ramón-Llin, descartó ayer de plano que las incineradoras propuestas por la Generalitat para tratar la basura se financien con la tasa que pagan los vecinos por el tratamiento en el caso de Valencia y l'Horta. Es más, avanzó que en 2014 se congelará el recibo al no añadirse ni siquiera el IPC previsto.