Quantcast

Serena y Azarenka no participaron de las sorpresas y pasaron a cuartos

Después del impacto que generó el miércoles el anuncio de la francesa Marion Bartoli de que se retiraba del tenis activo, la vuelta a la competición dejó la sorpresa de la eliminación de varias cabezas de serie.

Williams volvió a demostrar su actual superioridad sobre el resto de las tenistas del circuito al imponerse sin problemas a la joven alemana Mona Barthel, trigésima segunda en la clasificación mundial, por 6-4 y 6-1.

Su poder físico y la potencia de sus golpes volvieron a ser las claves que le permitieron superar a una rival de buena técnica, pero que sólo pudo aguantar la primera manga para luego sucumbir ante la tenista estadounidense.

El viernes, en cuartos, la menor de las hermanas Williams se enfrentará a la joven rumana Simona Halep, vigésimo quinta del mundo, la última jugadora en vencer a Bartoli, el miércoles, que volvió a dar la sorpresa esta vez al vencer a la australiana Samantha Stosur, undécima cabeza de serie.

Halep, excampeona junior de Roland Garros, se impuso 6-4, 4-6 y 6-2, y no dejó ninguna duda de que se está abriendo paso dentro del circuito profesional de la WTA.

Por esa misma llave de semifinales, en la zona alta del cuadro, se encuentra la mayor de las hermanas polacas Radwanska, Agnieszka, cuarta cabeza de serie, que en 50 minutos arrolló a la rusa Elena Vesnina (23) por 6-2 y 6-0.

Vesnina, campeona de Eastbourne y Hobart este año, no pudo nunca hacerle frente al mejor tenis de Radwanska, además de efectiva con su saque.

Además, aprovechó 6 de sus 11 oportunidades de rotura y la rusa definió la única que tuvo a su favor, y sucumbió también el apartado del total de puntos, con 52 para la tenista polaca por 23 de Vesnina.

Sin embargo, Radwanska no jugará los cuartos de final contra la china Na Li, quinta cabeza de serie, pues decidió dejar el torneo al conocer la muerte de su abuelo.

Li, que ganó 6-4 y 6-4 a la alemana Angeline Kerber, octava cabeza de serie, seguirá con la defensa del título que consiguió el año pasado.

La tenista china, que necesitó una hora y 24 minutos, concretó 4 de 8 posibilidades de rompimiento y la germana apenas ganó 2 de sus 13 ocasiones, algo que al final le pasaría factura en el marcador y posterior eliminación.

Si Williams consigue la victoria frente a Halep ya conoce que su rival en las semifinales será Li, que cada vez juega mejor en pistas duras.

Mientras que Azarenka, de nuevo número dos en la clasificación mundial y sin puntos que defender, derrotó 6-3 y 6-4 a la eslovaca Magdalena Rybarikova (33), que llegó a los cuartos de final en Toronto, y fue campeona en Washington una semana antes.

Pero su clasificación a los octavos le dejó un gran desgaste físico y mental después de que tuviese que remontar un marcador adverso frente a la francesa Alize Cornet (28).

Azarenka estuvo muy segura con su juego desde el fondo de la pista y rompió a su rival en ocho de sus 10 juegos de saque, quedándose con 18 de los 23 puntos que Rybarikova debió disputar con su segundo servicio.

La jugadora bielorrusa, exnúmero uno del mundo, tendrá como rival en los cuartos de final a la danesa Caroline Wozniacki, décima cabeza de serie, otra exlíder mundial, que derrotó a la checa Petra Kvitova, novena, por 3-6, 6-2 y 6-3.

Mientras que en el choque italiano de octavos de final quedó para Roberta Vinci, duodécima cabeza de serie, que se impuso a por 6-4 y 6-3 a su compatriota Sara Errani, sexta preclasificada.

La rival de Vinci en cuartos será la serbia Jelena Jankovic, la exnúmero uno del mundo y decimocuarta cabeza de serie, se recuperó de la pérdida de la primera manga y al final se impuso por 3-6, 7-5 y 7-5 a la estadounidense Sloane Stephens, verdugo de la rusa Maria Sharapova, tercera cabeza de serie, que fue eliminada en la segunda ronda, su jornada de debut dentro del torneo.

Comentarios de Facebook