Compartir

El mal uso de los aceros impide a los novilleros cortar trofeos a las reses de Jandilla en el primer festejo