Compartir

El recurso del PSOE asume parte de los argumentos expuestos por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

En este sentido, la pasada semana la PAH (al no tener legitimidad para presentar el recurso ante el Tribunal Constitucional) pidió a 50 diputados, 50 senadores o al Defensor del Pueblo que avalaran el recurso que había elaborado contra la ley antidesahucios, si bien solicitó que no se apropiaran de sus justificaciones, en relación con la intención del PSOE de recurrirla con las alegaciones de la PAH.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, insistió en que lo importante no es quién va a recurrir la ley, sino conseguir cambiarla para que los afectados tengan el máximo de garantías constitucionales.

Asimismo, aseguró que cogerían los mejores argumentos de la PAH y añadirían “alguno más”.

La PAH considera que la ley es antidemocrática porque no incluye las demandas de mínimos planteadas en la Iniciativa Legislativa Popular, que recibió el apoyo de un millón y medio de firmas, como la dación en pago, la moratoria de los desahucios y el alquiler social de las viviendas vacías.

La ley, que entró en vigor el pasado 15 de mayo, recoge que los jueces puedan suspender los desalojos de viviendas si consideran que la hipoteca que firmaron los afectados para la compra de su piso incluye cláusulas abusivas.

La Ley de protección de los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social también suspende los desahucios (lanzamientos) de viviendas durante dos años para colectivos definidos como vulnerables, modifica el régimen de subastas de viviendas para que el precio de adjudicación sea mayor y limita los intereses de demora.