Compartir

El verano transcurre tranquilo, permitiendo que los veraneantes disfruten de las playas. El calor del ambiente se rebaja con unos bañitos en las aguas del Mar Menor o en el Mediterráneo. Me acuerdo de todos aquellos que no pueden hacer lo mismo que nosotros por falta de medios o problemas de agenda. Las calles que conducen a las playas se ven alegradas por el discurrir de las personas que van hast…