Compartir

El torero Morante de la Puebla evoluciona favorablemente de la grave cornada que sufrió el sábado pasado en Huesca y ayer fue trasladado a planta después de pasar tres noches seguidas en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Quizón de Zaragoza. Según el parte médico firmado por el doctor Carlos Val-Carreres, «la herida presenta un buen estado». Morante de la Puebla resultó herido el pasad…