Compartir

El futuro de la tradición de los toques de campanas está a salvo, según Antonio Berenguer, portavoz de los Campaners d'Albaida. Berenguer explica que son muchos los niños que se acercan hasta el ayuntamiento o hasta la propia iglesia para aprender este arte del toque manual. «Nosotros intentamos enseñarlos al mismo tiempo que tocamos las campanas para que así puedan vivir de cerca la experiencia»,…