Compartir

El torero Juan Belda sufrió ayer una luxación de hombro cuando toreaba un novillo en su preparación para la corrida que se celebrará el sábado en su ciudad natal, Fortuna. El percance se produjo en Villanueva del Río Segura, y pese a las molestias que sufre, el diestro está decidido a hacer el paseíllo ante sus paisanos, en contra del criterio de los médicos. Por otro lado, fuentes de la organizac…