Compartir

Villalonga ha concluido la actuación en la Reprimala, «uno de los trabajos más importantes de la legislatura» para el alcalde, Enric Llorca. La obra ha tenido como objetivo la reparación y modificación de uno de los puntos negros más peligrosos que se podían encontrar en este municipio, dado que en los últimos años se habían producido diversos accidentes.