Compartir

Las primeras hipótesis apuntan a un origen fortuito del fuego que arrasó las instalaciones, cerradas por vacaciones