Compartir

“Está casi listo, el 18 de octubre cuando vengan todos los presidentes de Iberoamérica, el Rey de España y el presidente de Portugal, me han dicho los señores del Metro que podremos darles un paseo”, comentó Martinelli a periodistas en un recorrido por la obras de la Línea 1 del Metro.

Martinelli afirmó que este moderno sistema, que se operará el próximo año, será de una “ayuda sustancial” para resolver el problema del transporte en la Ciudad de Panamá, indicó un comunicado de la Presidencia panameña.

El recorrido de Martinelli por las obras del Metro inició en la estación 5 de mayo, en el centro de la capital, donde finalizaron las obras civiles y sólo se trabaja en los acabados.

La gira de inspección incluyó el área de patios y talleres en el corregimiento de Ancón, en las orillas del Canal de Panamá, donde se construye el futuro centro de operaciones de la línea ferroviaria y reposan los trenes que están siendo trasladados al país.

Martinelli también visitó la estación semisoterrada de Albrook, en el área del Canal, así como la pasarela peatonal que unirá la terminal de autobuses que funciona en la zona con esta instalación ferroviaria que mide 175 metros de longitud y 8 metros de ancho.

El mandatario panameño destacó que el avance de los trabajos del Metro impactará en el flujo de vehículos con la liberación de vías donde se desarrollan las obras de la Línea Uno, sumadas a la entrega progresiva de la nueva infraestructura vial en varios puntos de la capital que ejecuta el Ministerio de Obras Públicas

La Línea 1 del Metro de la capital panameña, de 13,7 kilómetros, tiene un costo de 1.800 millones de dólares.

En diciembre de 2010, Panamá adjudicó el contrato para la construcción de la primera línea de Metro al Consorcio Línea 1, formado por las constructoras FCC, de España, y Odebrecht, de Brasil.