Compartir

Campos explica que Proambiente ha constituido una hipoteca por 3,6 millones que garantiza la restauración de la Sierra de Abanilla