Compartir

La Bafweek expone las propuestas de la próxima campaña primavera-verano austral en Argentina, en las que artistas del papel y diseñadores de moda se han unido para ofrecer una colección que fusiona el arte con indumentaria y así lograr prendas de formas inusuales que cuenten historias a través de la moda.

Pliegues, recortes, dobleces y otras formas son las transformaciones del papel que en esta ocasión aparece separado del concepto plano y se convierte en movimiento. Tela y moda, que llega para tomarse la capital argentina desde este martes y hasta el próximo viernes.

En esta ocasión, el papel deja de usarse solo para el dibujo o la pintura y toma un nuevo significado en donde arte y diseño trabajan juntos, dándole una nueva forma y un nuevo uso, esta vez, como prenda de vestir y como accesorio.

La inauguración de la Bafweek estuvo a cargo de la firma Josephine, que ofreció a los espectadores diseños con estampados y colores metalizados pensados para mujeres urbanas de todas las edades.

Andrea Urquizu, diseñadora de AU, continúo la serie que hace parte de los cerca de treinta desfiles que componen el evento de moda más importante de Argentina, con una presentación caracterizada por el uso de telas ligeras, con mucha caída, así como por el uso de tocados y sombreros.

“Trato siempre de experimentar, en esta temporada me inspiré en los años setenta, no desde lo bohemio o hippie, sino desde la movida del rock, del mundo de la noche, que es algo que me parece interesante y llamativo, algo que define mucho mi trabajo”, comentó a Efe Urquizu, quien también hace vestuarios para bandas de rock.

Urquizu, que casi siempre se inspira en temas musicales para sus colecciones, destaca que su trabajo resalta por “los bordados experimentales, que se centran mucho en el detalle y la finura de una prenda”, así como por su sello personal, que es trabajar exclusivamente con los colores blanco y negro en todas sus colecciones.

La Semana de la Moda en Buenos Aires se caracteriza porque brinda un espacio tanto para diseñadores consagrados, como para los talentos emergentes de la industria local, gracias al concurso Semillero UBA-BAFWEEK, en el que participan estudiantes de diseño de la Universidad de Buenos Aires.

Los ganadores de esta edición, Marcelo Yarussi y la dupla de María Camila Maldonado y Josefina Saa, se preparan para presentar sus diseños este miércoles en la pasarela, donde darán a conocer su parte más experimental y novedosa del diseño y además, serán representantes del nuevo concepto de la moda actual.

Un taller de serigrafía, una fábrica de calzado donde el visitante puede diseñar y ver cómo hacen zapatos a su gusto, exposiciones de fotos, artículos y vídeos relacionados con los diseñadores, así como muestras de vestidos, son algunas de las propuestas que se exhiben y acompañan los desfiles del Bafweek.

Kosiuko, Belén Amigo, Desiderata y Mariana Dappiano son algunas de las marcas locales que también exhibirán sus creaciones en el predio ferial de La Rural, ubicado en el barrio de Palermo.

Cecilia Gadea y Johanna Wilhelm, Benitez Emilse y Sergio Lamanna, Kostume y Diego Martinez, Romina Cardillo y Bruno Tortolano, Noelia Miguenz y Vicky Sigwald, Mariana Dappiano y Eleonora Vodanovich, así como Vicki Otero y Sofía Noceti son los siete dúos de artistas y diseñadores que dieron forma al concepto de esta edición de Bafweek.

Kika Tarelli, directora de contenidos de Bafweek, aseguró a Efe que Buenos Aires “trabaja para posicionarse como emblema de la moda a nivel mundial” y añadió que aunque “falta mayor inversión en la industria”, los diseñadores argentinos “están tomando mayor fuerza y combinando no solo la creatividad, sino la calidad de su trabajo”.

El cierre de la Bafweek estará a cargo de la marca Swatch, que ofrecerá un desfile exclusivo, y la firma porteña Kostüme, que presentará una colección para hombre y mujer caracterizada por diseños funcionales y formas puras.

Nury Rojas Patiño