Compartir

Los 115 empleados piden a la multinacional italiana la fabricación de nuevos productos para atender la demanda del mercado