Compartir

Una nueva oleada de robos se ha producido en Tavernes y su playa en los últimos días. Si hace un mes ya hubo varios asaltos a bares durante la noche, ahora el objetivo de los cacos han sido viviendas particulares y un establecimiento de hostelería.