Compartir

La junta de Gobierno local del Ayuntamiento de Arnedo aprobó en su sesión de este viernes la desestimación de un recurso de responsabilidad patrimonial interpuesto por una familia a la que le cursó el cobro del impuesto de bienes inmuebles (IBI) por un inmueble que ya no existe por haber sido derribado.