Compartir

La consellera de Educación, María José Català, aprovechó su visita a Gandia para acudir a la Font d'En Carrós, donde la escuela municipal se encuentra en muy mal estado. La Conselleria ha destinado más de 50.000 euros para la mejora de este centro y evitar que los desperfectos vayan a más.